¿Cuántos tipos de divorcio hay en Chile?

¿Cuáles son los tipos de divorcio que existen en Chile?

El divorcio es aquella declaración judicial que pone término a un matrimonio. Sin embargo, los procesos involucrados en esta demanda pueden variar dependiendo del contexto en que se produce el quiebre entre los cónyuges y, en consecuencia, nuestros legisladores han resuelto estipular tres maneras distintas de disolver este vínculo.

¿Te interesa conocer cual se ajusta a tu caso? En el presente artículo te explicamos en que consiste cada uno de ellos:

Divorcio de mutuo acuerdo

Un divorcio de mutuo acuerdo tiene lugar cuando ambos cónyuges expresan su voluntad de poner fin a su matrimonio. La existencia de este consenso previo entre las partes convierte a esta modalidad en la más rápida de concretarse -aproximadamente 30 días- y le ha valido que también reciba la denominación alternativa de divorcio express.

Por supuesto, dicho convenio no se reduce a la mera expresión sobre el deseo de legalizar su separación, sino que también aborda otros temas importantes tales como las prestaciones económicas entre los cónyuges, el cuidado personal de los hijos, la relación directa y regular respecto de los hijos, los alimentos de los hijos comunes, y por último las controversias que se puedan dar sobre la compensación económica.

Requisitos del divorcio de mutuo acuerdo

Para poder utilizar esta vía como método poner término a su matrimonio, lo esencial es que ambas personas -marido y mujer- estén decididos a ello, pero también, han de llevar al menos un año viviendo separados, es decir, en lugares distintos. De lo contrario es imposible interponer esta demanda.

Procedimiento del divorcio de común acuerdo

  • Acreditar la separación:

    Como ya mencionamos, para iniciar el trámite es necesario demostrar que los cónyuges llevan como mínimo un año sin convivir y para ello existen dos formas que dependen de la fecha en que se concretó el matrimonio.

    Vale decir, si están casados desde una fecha anterior a 2005 debe acreditar a través de testigos, contratos de arrendamiento, pago de servicios básicos u otro documento que especifique el lugar de residencia de cada cónyuge.

    Por otro lado, si la pareja se casó después del 2005, esta tiene la opción adicional de presentar una declaración jurada denominada Cese de Convivencia en lugar de los documentos mencionados con anterioridad, el cual es emitido por el Registro Civil y debe ser firmado por ambos cónyuges para otorgarle validez.

  • Firmar un “Acuerdo Completo y Suficiente”

    Por supuesto, el futuro de los hijos es un punto importante a resolver y por ello es que las partes deben firmar un “Acuerdo Completo y Suficiente” el cual norma prestaciones económicas, compensaciones económicas, cuidado personal, relación directa y regular.

    Con prestaciones económicas, nos referimos al dinero que entregará el padre o madre que no tenga la tuición de los hijos para la vivienda, educación o alimentación de estos.

    Como se habrá percatado, en el párrafo anterior hemos mencionado el concepto de tuición, y es que quien se haga cargo del cuidado personal del niño también debe quedar estipulado en este acuerdo.

    Por otro lado, si alguno de los cónyuges abandonó sus estudios o trabajo por atender labores domésticas, tiene derecho exigir una compensación en dinero o bienes a su contraparte, la cual se realizará en un pago único.

    Finalmente, con relación directa y regular aludimos en concreto a cuantas veces podrá el padre o madre visitar a sus hijos o llevarlos a su casa, vale decir, el régimen de visitas que la ley establece para asegurar la permanencia del vínculo de los menores con ambos progenitores.

  • Interponer la demanda:

    Tras haber concretado los pasos anteriores, corresponde interponer la demanda ante el Juzgado de Familia, donde un juez definirá una fecha para la audiencia, instancia en la cual deberá presentar las pruebas de separación y entregar el “Acuerdo Completo y Suficiente” para su aprobación.

    Con ello, el juez podrá dictar su sentencia y usted estará finalmente divorciado.

En el siguiente video preparado por el Poder Judicial de Chile el lector encontrará mayor información al respecto:

Divorcio unilateral

La ejecución de un divorcio unilateral tiene lugar cuando tan solo uno de los cónyuges desea terminar el matrimonio y, como no hay un acuerdo entre las partes, existe una exigencia mayor en cuanto a los requisitos necesarios para interponer la demanda.

Por su parte, la duración de este trámite también es mayor al compararse con un divorcio de mutuo acuerdo, siendo aproximadamente 90 días lo que demora en concretarse una demanda de este tipo.

Requisitos del divorcio unilateral

A diferencia del divorcio por mutuo acuerdo, en esta modalidad se exige un Cese de Convivencia mínimo de tres años y por supuesto, la voluntad expresa de divorciarse de solo una parte del matrimonio.

Procedimientos del divorcio unilateral

  • Asistir a una mediación

    Antes de interponer la demanda, la ley exige que la pareja se someta a un proceso de mediación, con el objetivo de lograr un acuerdo sin tener que iniciar un juicio de divorcio unilateral.

    De ese modo, el matrimonio deberá participar en una serie de reuniones donde un mediador se encargará de arbitrar los encuentros y facilitar un consenso en materia de distribución de bienes, además de las responsabilidades y derechos que cada uno ejercerá para con los hijos tras concretarse la separación.

    Si la mediación cumple su propósito, entonces los involucrados deberán firmar un Acta de Mediación, la cual deberá ser presentada ante un juez. Sin embargo, esto implica que el procedimiento a seguir en este escenario será el de divorcio por mutuo acuerdo.

    Por otro lado, si el arbitraje del mediador falla -por diferencias irreconciliables entre los cónyuges o por la inasistencia de alguna de las partes- se configura una mediación frustrada, de modo que será el juez quien determine la distribución de bienes y tuición de los hijos.

  • Acreditar la separación

    Esta etapa sigue el mismo procedimiento que en un divorcio por mutuo acuerdo, es decir, aquellas parejas que se estén casadas con anterioridad al 2005 deben presentar contratos de arriendo, boletas de servicios básicos o presentar testigos para demostrar que viven en lugares separados hace tres años, como mínimo.

    Por su parte, los cónyuges que hayan contraído matrimonio en una fecha posterior al 2005 tienen la opción adicional de solicitar una declaración jurada en el Registro Civil denominada Cese de Convivencia, la cual deberá llevar la firma de ambos.

  • Interponer la demanda

    Finalmente, se deberá interponer la demanda en el Juzgado de Familia. Sin embargo, en esta ocasión el juez deberá agendar dos audiencias y no solo una como en un divorcio por mutuo acuerdo.

    En consecuencia, primero se hará un resumen del caso y se presentarán los medios de pruebas en una audiencia preparatoria, para luego realizar la acreditación de su separación ante el juez en una audiencia de juicio, quien decidirá además la repartición de bienes y la tuición de los hijos.

Si desea indagar aún más respecto al divorcio unilateral, el Poder Judicial de Chile ha puesto a disposición de los usuarios la siguiente capsula informativa:

Divorcio culposo

Esta última categoría compete a aquellas parejas donde alguno de los cónyuges ha cometido una falta a los compromisos básicos del matrimonio, entre los cuales podrían considerarse episodios de violencia o adulterio como causales para presentar una demanda de este tipo.

Requisitos del divorcio culposo

Podrán iniciar un proceso de divorcio por culpa aquellas parejas que experimenten situaciones ligadas al alcoholismo, drogadicción, homosexualidad, infidelidad, abandono de hogar, maltrato físico y/o psicológico.

A su vez, en estos casos no es necesario acreditar la separación o cese de convivencia.

Procedimientos del divorcio culposo

  • Reunir métodos de prueba

    Antes de presentar una demanda, se deben obtener pruebas que acrediten la falta cometida por su cónyuge, la cual podrá ser demostrada mediante testigos, y si no existen, entonces fotos, videos o cualquier documento que acredite los hechos antes mencionados.

    Se debe enfatizar además en que, aquellos casos donde exista violencia intrafamiliar, esta debe acreditarse con una denuncia y el desarrollo de un proceso judicial que la compruebe, vale decir, con exámenes realizados por el Servicio Médico Legal y constancia realizada en Carabineros.

  • Interponer la demanda

    Posteriormente, se deberá acudir a un Juzgado de Familia, donde se realizará una audiencia preparatoria para presentar las pruebas obtenidas que inculpen al cónyuge que ha cometido la falta, para luego concurrir a una audiencia de juicio, instancia en que el juez resolverá los puntos vinculados a bienes e hijos, dictando finalmente el divorcio.

Por último, compartimos esta capsula informativa producida por el Poder Judicial de Chile que profundiza lo explicado en este artículo sobre el divorcio culposo:

¡Comparte este artículo!